CU de la US
Luis Miguel Villar Angulo

Carrión de los Condes y los oficios medievales

Carrión de los Condes y los oficios medievales.

 

No creo que exista una iconografía que represente mejor los oficios de un pueblo que las 22 figuras de la arquivolta achaflanada del arco de medio punto del templo de Santiago y Museo de Arte Sacro de Carrión de los Condes.

Los gremios medievales del siglo XII esculpidos sobre piedra en el antiguo templo conventual son un homenaje a la gente obrera, humilde, que manejaba profesiones y artes manuales dispersas en la comarca palentina de Tierra de Campos, como un zapatero, un ceramista, un herrero, un copista, un juglar, un monje, un arpista, un sastre, etc. La representación escultórica alude incluso a otras comunidades religiosas, porque se puede advertir en un personaje (herrero) que lleva gorro y rizos al estilo judío.

A este respecto, el Ayuntamiento de Carrión de los Condes cita como uno de sus hombres ilustres al poeta hebreo-español Rabí Don SemTob que terminó la traducción del árabe al hebreo de la obra litúrgica Preceptos Temporales de Israel ben Israel hacia 1349. Es más, en la obra pedagógica del Rabí, Doctrina cristiana, se quiere advertir el primer catecismo de Occidente.

La gente del pueblo de Carrión de los Condes gustaba aparentemente de fiestas, según se observa en la figura de una danzarina o de un juglar, y cuidaba la costumbre de llorar – mediante pago – en los entierros, como atestigua una figura de plañidera.

Conviene recordar que el templo de Carrión de los Condes formaba parte de un conjunto monástico y que cerca había un hospital de peregrinos que hacían el camino de Santiago Francés (Carrión de los Condes era la Etapa 16), por lo cual los gremios del pueblo estaban en contacto con otros pueblos y respondían a las necesidades ordinarias y perentorias de los viajeros.

Carrión de los Condes y los oficios medievales

Capitel simbolizando el Bien. Templo de Santiago

Capitel simbolizando el Bien. Templo de Santiago

Friso del Templo de Santiago. Carrión de los Condes

Friso del Templo de Santiago. Carrión de los Condes

La fachada occidental del templo, además de las 24 dovelas del extradós, contiene otros elementos iconográficos de carácter simbólico que se deben subrayar. En el par de capiteles de las columnas sobre las que se apoya la arquivolta, se alude al Bien en el capitel de la izquierda (véase foto) y al Mal en el capitel de la derecha.

Dos estilos de escultores parece ser que intervinieron en el friso superior: uno que representaba las figuras de manera plana, y otro, más moderno, que daba volumen y movimiento a las figuras. Centra el friso Cristo en Majestad rodeado por los cuatro evangelistas en su forma antromórfica (tetramorfos). A continuación, y dentro de arcos lobulados sitúan los doce Apóstoles. Algunos estudiosos piensan que con este friso se inicia el estilo gótico y ven paralelismos entre las figuras del friso y las obras escultóricas situadas en otros monasterios (Silos) y catedrales (Santiago).

En el friso del Templo de Santiago el espectador tiene oportunidad de enumerar las representaciones del Jerusalén Celeste y de los Apóstoles, con sus atributos diferenciadores. Un observador atento reconoce que la fachada del templo es una obra narrativa religiosa y simbolista de las creencias y artes manuales de un pueblo.

El templo de Santiago tiene merecidamente la consideración de Bien de Interés Cultural.  Desde 1993, además, alberga un Museo de Arte Sacro con piezas artísticas procedentes de otros templos (Ficha-iglesia-santiago).

Carrión de los Condes tiene arte en los templos y cultura en los personajes ilustres.

A pocos pasos del templo de Santiago y Museo de Arte Sacro está la Plaza Mayor con el edificio del Ayuntamiento de 1868 que da relieve e importancia al entorno, sobresaliendo el reloj campanario que suena sobre los plátanos podados de la plaza (Ficha-del-ayuntamiento).

Marqués de Santillana

Marqués de Santillana

La circulación por el pueblo te lleva a ver otras iglesias con valor artístico, al tiempo que ves pequeños bustos en monumentos dedicados a personas ilustres, como Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, poeta con obras de corte alegórico, mientras que otras personas de nuestra historia académica y política están recordadas, por lo menos en la web oficial del Ayuntamiento, como Ramón Carande, Carlos Ollero o Enrique Fuentes.

Virgen del Camino de las Victorias

Virgen del Camino de las Victorias

Cerca de la Plaza Mayor y de la Plazuela del Primer Marqués de Santillana, caminando por la calle Santa María está otra iglesia románica construida con piedra de sillería, Santa María del Camino (S. XII) (Ficha-iglesia-santa-maria-del-camino) , dedicada a la Virgen de las Victorias, por la derrota de los moros cuando pretendieron cobrar el “Tributo de las Cien Doncellas”. Es conocida igualmente con el sobrenombre del Camino, por ser este pueblo ruta jacobea.

En el arco de la puerta principal se encuentran algo deterioradas las figuras alusivas a la leyenda del Tributo. Dentro del templo, grande, con escasa iluminación, a pesar de los lunetos, se recorre la planta basilical de tres naves, advirtiendo en los cuatro tramos que la componen hornacinas, capillas y altares hasta llegar al Retablo Mayor, reconstruido en 1685, en estilo barroco. La cúpula ciega en el crucero revela su decoración contrastante con la del arco de la puerta principal.

Cúpula o cimborrio. Santa María del Camino

Cúpula o cimborrio. Santa María del Camino

Arco con arquivoltas. Santa María del Camino

Arco con arquivoltas. Santa María del Camino

Carrión de los Condes y los oficios medievales es un pueblo palentino para recrear el espíritu del medievo y también rememorar la religiosidad conventual recogida en otros monumentos de arte renacentista, como la iglesia de Santa Clara (Ficha-iglesia-santa-clara), caminar hasta la atalaya para contemplar el Santuario de Nuestra Señora de Belén (Ficha-santuario-de-belen) o pasear por las calles para percibir la reciedumbre de las construcciones civiles y de las casas arquitectónicas en donde la sillería de piedra es visible en las fachadas de los edificios.

El municipio de Carrión de los Condes, palentino, como su vecino Dueñas, influido por la familia Acuña, o el cercano Toro, zamorano, de Colegiata a orillas del Duero, o el burgalés Covarrubias, de la Edad del Bronce o la bimilenaria Astorga, leonesa, o la teresiana Alba de Tormes, salmantina, son invitaciones a los viajeros para la contemplación detenida y placentera de manifestaciones artísticas y culturales hechas por hombres que hicieron reflexiones profundas sobre sí mismos, la divinidad y sus atributos.

Abandono el plano del pueblo (callejero) a sabiendas de que Carrión de los Condes es impresionante aunque solo sea por contemplar el homenaje a los oficios medievales.

Luis Miguel Villar Angulo & LMVA

Deja un comentario

Luis Miguel Villar Angulo