CU de la US
Luis Miguel Villar Angulo

Comillas, y los arquitectos catalanes del modernismo

Comillas, y los arquitectos catalanes del modernismo.

El Capricho.

Los indianos fueron emigrantes lugareños que se hicieron ricos en América y regresaron a España en el siglo XIX. Entre ellos, Máximo Díaz de Quijano, que encargó a Gaudí una casa como residencia veraniega entre 1883 y 1885.

El Capricho es uno de los edificios tempranos de Gaudí, que mezclaba elementos estructurales de piedra, ladrillo y cerámica vidriada, en combinados estilos de resonancia mudéjar u oriental. 

Comillas, y los arquitectos catalanes del modernismo

El Capricho, por Antonio Gaudí

Palacio de Sobrellano

Antonio López y López, Marqués de Comillas, construyó el Palacio de Sobrellano (1878-1888) bajo la dirección del arquitecto catalán Joan Martorell. En la imagen inferior se observa la mesa de billar que utilizaba luz eléctrica, por lo que se considera este el primer edificio y pueblo que usaron esta instalación. Mantiene el edificio curiosamente un estilo neogótico.

Comillas, y los arquitectos catalanes del modernismo

Palacio de Sobrellano

El Panteón

La Capilla-Panteón de los Marqueses de Comillas es el primer edificio modernista construido en Comillas. La aguja de la Capilla que marca la posición del templo anuncia cierto parentesco con un revivido estilo gótico. Levantado sobre piedra de sillería de la zona de Carrejo, la girola del templo alberga un conjunto de panteones familiares. No menos importancia tienen bancos, sitiales reales y reclinatorios hechos en madera con diseño de Gaudí.

Capilla-Panteón de los Marqueses de Comillas

Antigua Universidad Pontificia

La Universidad de Cantabria, antigua de Comillas fue construida por Antonio López y López y su hijo, Claudio López Bru, y diseñada por Lluís Domènech i Montaner como Seminario de San Antonio de Padua de Comillas (1890), convirtiéndose en Universidad Pontificia en 1904. Posteriormente se ha trasladado a Madrid en 1969 abriendo sus estudios a seglares. Situada en lo alto de una loma, desde sus jardines se domina una vista realmente variada: el mar y el interior del pueblo.

 

Universidad de Cantabria, antigua de Comillas

Ruta Monumental

No imaginaba cuando caminaba por el Paseo Gaudí que pudiera contemplar arquitecturas tan singulares promovidas por un hombre. En palmo de terreno había recorrido obras de arte que se escapaban del ojo humano con ingenio, sin menoscabar otros edificios de noble construcción, como la casa Ocejo, situada en la ruta monumental del pueblo, que hacia esquina en dirección al Paseo Marqués de Comillas. Enfrente de la fachada está la Fuente de los Tres Caños (1889), original y de labrada ornamentación sobre base tripartita, de Lluís Domènech i Montaner, que aun dejaría su impronta en la construcción del Cementerio y el Monumento al marqués de Comillas.

Subiendo la empedrada y comercial calle Antonio López estaba el soportalado Ayuntamiento antiguo y la Iglesia de San Cristóbal en la Plaza de la Constitución, irregular en la forma y de plano inclinado. Precisamente los cinco escudos heráldicos de los arzobispos de Comillas fueron la razón de llamar a este pueblo “Villa de los Arzobispos”.

Luis Miguel Villar Angulo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Luis Miguel Villar Angulo