CU de la US
Luis Miguel Villar Angulo

Ciudadela y la cultura talayótica

Ciudadela.

Ciudadela-Menorca

Hasta 1714 fue la capital de Menorca. Al oeste de la isla, tiene un pequeño puerto de comunicaciones principalmente con Mallorca, catedral y sede de obispado, calles estrechas en el centro, casas de alta burguesía, iglesias de variados estilos (una  – iglesia del Roser – transformada en sala de exposiciones), museos: uno municipal de historia y arqueología, y otro diocesano, aledaño al convento de San Agustín del S. XVII. En la iglesia del Socorro se advierte la huella de la guerra civil por falta de restauración.

Los restos arqueológicos de la cultura talayótica están en las proximidades de la ciudad, al lado de la carretera que la une con la capital (Mahón): Naveta funeraria de Es Tudons.

El paseante de Ciudadela mira escaparates con variedades de quesos tiernos, semicurados y curados de leche de vaca,  y sandalias o abarcas menorquinas bajo los soportales de las calles con arcadas, que en las fiestas populares de San Juan llegan a su máximo esplendor con las demostraciones hípicas del “Caragol des Born”.

Un restaurado mercado de pescado agita la vida de la plaza y unos locales expenden mercancías en una zona porticada con columnas revestidas de cerámica.

La visita a Líthica en las Las Canteras de s´Hostal sorprende al ver un paisaje de piedra, laberíntico y con jardines. Esta antigua explotación minera alicató de piedra de marés las fachadas de muchos palacetes y casas de Ciudadela.

Luis Miguel Villar Angulo & LMVA

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this pageShare on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Luis Miguel Villar Angulo